Cultivos de invernadero


11 Una de las grandes ventajas que tiene pensar en implementar cultivos en invernaderos, es el hecho de no depender de las condiciones externas del ambiente.

Prácticamente todo lo que la planta necesita se podrá regular por nosotros. Si bien es cierto que la naturaleza es "sabia" y cada cultivo debería hacerse según su ciclo vital, convengamos en que la producción puede multiplicarse en forma exponencial si disponemos de la posibilidad de instrumentar un cultivo protegido y no condicionado a los factores climáticos tradicionales.

Las condiciones que pueden ser controladas en ámbito de invernadero son: luz, calefacción (temperatura), humedad y ventilación. Estos cuatro parámetros deben orientar prácticamente todas las decisiones a tomar, que por cierto no son pocas. Lo cierto es que tendrás la ventaja de dejar de depender de las estaciones del año y de sus condiciones eventuales y tendrás la certeza de contar con una producción segura y por tanto una inversión rentable. Un factor al cual debes prestar atención especial es la tierra que elijas para los cultivos.

Es importante que recuerdes que en general, las plantaciones se harán en bandejas o cajones y no a tierra plena, lo que significa que deberán proveerse nutrientes y abono en forma permanente, y controlar condiciones del mismo..