Decorar con plantas colgantes


11 En el interior de casa no siempre hay espacios amplios donde colocar macetas y tiestos con plantas.

Una solución en estos casos es aprovechar el espacio sobre los muebles o algún hueco en las estanterías y emplazar allí macetas de plantas colgantes. A la hora de elegir la maceta deberemos tener en cuenta que no conviene que sea demasiado pesada, para que la estantería no tenga que soportar demasiado peso y porque visualmente resulatarán más estéticas cuanto más ligeras sean.

Además, los cestos de mimbre, de corteza o musgo realzan mucho este tipo de plantas. Escogeremos para ellas una ubicación sin cambios bruscos de temperatura y evitaremos las corrientes de aire. No debemos descuidar el riego. Regar estas plantas suele ser incómodo por el lugar que ocupan.

Lo más conveniente es usar una regadera pequeña y de cuello largo. Para que las plantas crezcan tupidas deberemos podar los brotes que se desvíen por efecto del fototropismo (crecen buscando la luz), pinzaremos de vez en cuando y engancharemos los tallos largos para darles volumen..