Diseño y armado de estanques: Materiales para su construcción


11 Ayer hablamos sobre el diseño y armado de estanques, especialmente de algunos puntos que debemos tener en cuanta para su ubicación.

En esta ocasión nos explayaremos sobre los materiales para la construcción del mismo.

Los estanques pueden ser de diversos materiales. Existen de plástico o de fibra de vidrio, que se compran hechos, con forma de riñón o rectangular. También pueden ser de hormigón, de ladrillos o de lámina de PVC (usualmente los más económicos).

Estos últimos se pueden diseñar con la forma y el tamaño que se desee, y con ello, se logra un toque muy natural. Es importante saber que a mayor superficie corresponde mayor profundidad, para evitar el recalentamiento del agua y la disminución del oxígeno disuelto.

Un estanque de más de 2m de diámetro, requerirá una profundidad de entre 70cm y 1m. Si el diámetro fuera más chico, deberá tener una profundidad no menor a 50cm. Lo ideal es que tenga varias profundidades para favorecer la colocación de plantas de distinto tamaño.

Los estanques pequeños son muy usados en jardines de invierno, asó como también en balcones, terrazas o patios.

También son muy útiles para aprovechar terrenos bajos o encharcados dentro de un jardín. Los volúmenes de agua varían desde los 100 litros hasta los 400 mil litros o incluso más..