Distintas maneras de efectuar una poda: Poda de plantación y poda de limpieza


11 Los objetivos de podar una planta ornamental son varios, entre ellos mencionamos la poda de plantación, de formación, de limpieza, de mantenimiento, de floración, de renovación o rejuvenecimiento y la de restauración.

Hoy veremos en que consiste la poda de plantación y la de limpieza. La poda de plantación consiste en la reducción de raíces en especies leñosas caducas que se planta a raíz desnuda sin el capellón de tierra, como los rosales, los árboles para sombra caduca, como fresnos (Fraxinus americana), como olmos (Ulmus siberiano), los paraísos (Melia azedarach) Las raíces se recortan para que se adapten a los hoyos de plantación y se aprovecha este momento para controlar su estado sanitario, sobre todo si se observa el ataque de nematodos.

Estos se visualizan como perlitas algo brillantes adheridas a las raíces y la tierra. Por otra parte, la poda de limpieza es un tipo de poda obligada que se realiza en todas las etapas de la planta: juvenil, adulta y de senectud. El objetivo es la eliminación de partes muertas, enfermas, dañadas, rotas y débiles.

También se extraen chupones, brotes vigorosos que aparecen en el injerto, rebrotes de la raíz, etc..