EL Azafrán: Para agregar más especies aromáticas a nuestro jardín (I)


11 El azafrán es una planta herbácea, bulbosa y perenne, originaria de Turquía.

Su nombre científico es Crocus sativus.

Descripción: de hojas largas, verdes y lineales que se desarrollan en penachos. Las flores surgen a principios del otoño, son violetas y poseen seis pétalos. Sus estigmas, acanalados y rojizos, representan una de las especies más valoradas en todo el mundo (5grs de azafrán se obtienen a partir de la recolección de 3 mil estigmas florales). El azafrán se utiliza para condimentar, colorear y dar sabor a plantas de arroz, sopas, salsas y licores.

No se le reconoce propiedades terapéuticas relevantes.  Su cultivo, crece en climas templados, cálidos y secos.

Tolera bajas temperaturas, pero las heladas tienden a obstaculizar la floración. Necesita luz solar directa, suelo húmedo. La primavera es la mejor época para plantar el bulbo de azafrán, previamente sometido a tratamiento en calor (diez días s 35° C).

Después de un mes, es necesario eliminar las malas hierbas que pudieran haber surgido en el sustrato, explorando hasta una profundidad de 10cm.

Para detectar posibles brotes perjudiciales..