El Ciclamen, una flor de invierno


11 El Ciclamen es el arquetipo de la flor de las estaciones frías del año.

Si se supera la dificultad de su cultivo, se trata de una alternativa ideal para aquellos que pretendan tener algo de color en el jardín durante el invierno. Esta flor proveniente de Europa, Asia y África, requiere de cuidados especiales, mucho más que otras, pero todo el esfuerzo trae su recompensa. ¿Cuáles son estos cuidados especiales que el Ciclamen requiere? Veamos: -Es muy importante situarla en un espacio en el que la temperatura no supere los 20 grados.

Es preferible un lugar fresco, sombreado y húmedo. -No es aconsejable que la luz del sol les dé directamente, ello provoca que se marchiten. -Un par de riegos durante la semana será suficiente. ¡A no excederse! Aunque es cierto que requiere mucha agua, tampoco le conviene el exceso.

Además es recomendable evitar el riego en el centro de la planta. -El Ciclamen necesita espacio.

Por tanto, colócalos separados de otras plantas. Sus características También llamado Violeta Persa, tiene más de veinte variedades que van desde flores rosas, blancas o rojas con forma de campana. Sus hojas son de veras grandes y con forma redonda. Aunque requieran un mantenimiento cuidadoso, puedes sacar muchísimo provecho de tu Ciclamen.

Puedes combinar los colores y brindar un bello colorido a tu jardín. Ten paciencia, sigue estos consejos y todo irá de maravillas..