El croton


11 Con el croton tendrás asegurada una explosión de color en tu casa ¡y en cualquier época del año! Sólo necesita luz y una temperatura uniforme.

Cultivarlo con éxito es fácil.

Es delicado, pero con hojas muy bellas. Uso: Los ejemplares bien establecidos se convierten en arbustos grandes y frondosos, de hasta 1m. de alto por otro tanto de diámetro.

Lo más frecuente es que en interior mida entre 15 y 30cm. Las hojas son ásperas y pueden ser grandes, enteras o lobuladas, de color verde, púrpura, amarillo, naranja y rojo.

Suelen presentar manchas, nervaduras, jaspeados o bandas. Posición: Cuánto mejor sea la iluminación más variado será el color de las hojas. No debe experimentar cambios bruscos de temperatura.

Lo ideal, entre 18 y 20°C. Suelo: Mantillo o tierra de jardín con una mezcla de poliestireno para aligerarla. Agua: Riega con frecuencia durante el verano, al menos 3 veces por semana.

No la dejes seca. En invierno es suficiente con un riego semanal. Otros aspectos: Añade abono líquido al agua cada dos semanas en verano.

No apliques abrillantador sobre sus hojas más de una vez al mes.

Agradece un rociado diario en verano. Otra estupenda solución es colocar la planta permanentemente sobre guijarros mojados  .