El cultivo del boniato


11 El boniato es una planta perenne, herbácea, sensible al frío y originaria de la zona tropical sudamericana.

Sus raíces son el órgano comestible, aunque sus guías también pueden consumirse por su elevado componente proteico. La importancia de su cultivo radica en dos motivos: su valor como alimento (es una buena fuente de carbohidratos, a la vez que tiene importante contenido de carotenoides que nuestro cuerpo transforma en vitamina A) y su posibilidad de conservarlo por varios meses mediante métodos sencillos y de bajo costo. Sus condiciones ideales de cultivo, son una temperatura media de 21ºC durante el preíodo de crecimiento, ambiente húmero (80-85%) y buena luminosidad.

Por este motivo, los almácigos deben realizarse un mes antes de entrar la primavera, y se transplantrará un mes o un mes y medio después de instalada esa estación. Los almácigos deben ubicarse en terrenos altos o protegidos, que puedan ser bien regados pero no corran riesgo de anegarse. Es ideal que se elijan suelos livianos que no hayan sido cultivados con boniatos en el período anterior (para evitar enfermedades)..