El espatifilo


11 Es una de las especies de interior más fáciles de cuidar.

Tolerante como pocas con la luz y la temperatura, no necesita cuidados extras, ni siquiera podas.

Te durará muchos años (y con sus bellas flores, uno tras otro) si la proporcionas las atenciones que aquí te decimos. Usos: Es una de las pocas plantas de interior que conjuga el atractivo de sus hojas con unas delicadas flores que duran gran parte del año. Las hojas nacen desde el centro y se inclinan hacia el exterior. Las flores blancas se denominan espatas (con aspecto de vela de barco) y nacen de un largo pecíolo.

Produce flores de modo sucesivo durante todo el verano.

Corta siempre las flores pasadas desde la base. Posición: En invierno mantenlo en el lugar más iluminado posible. En verano necesita una posición a media sombra.

Temperatura cálida y estable durante todo el año, entre 18 y 25°C; no dejes que baje de los 16°C-Suelo: Un sustrato rico, con una mezcla de turba para que se desarrolle bien. Agua: Necesita una humedad elevada en todo momento.

Riega dos o tres veces a la semana en verano y una en invierno. Otros aspectos: Abónala sólo en verano, con un abono líquido disuelto en el agua de riego cada 2 semanas. Quita el polvo de las hojas con un trapo húmedo.

No le gustan corrientes.

Conviene cambiarlas de maceta todos los años, en primavera. No es necesario podarla..