El jardín de rocalla


11 La característica principal del jardín de rocalla en que está construido con piedras y rocas que albergan zonas de tierra dónde se colocan las plantas.

Además se pueden introducir en ella otros elementos de caracter decorativo como cascadas y cursos de agua. El terreno ideal para construir este tipo de jardín es aquel un poco escarpado de manera natural aunque se puede simular el efecto a base de la colocación de las piedras cuando el terreno es llano. Un jardín de rocalla debe seguir una línea libre y natural, cuanto más espontáneo parezca mejor será el efecto.

Las escaleras rústicas, de piedras o troncos de árbol se integran muy bien en él. Si quieres incluir agua en la rocalla lo ideal es que lo hagas a modo de pequeño riachuelo que vaya cayendo desde la parte más alta a la más baja. Un pequeño estanque en la base puede quedar muy bien y te permitirá incluir alguna especie acuática. El jardín de rocalla es muy útil cuando se dispone de poco espacio ya que el plano vertical hace crecer la superficie vegetal. .