El Pino canario y el Bambú: Para llenar tu jardín de arbustos


11 En las Islas Canarias existen bosques enteros de este tipo de pinos.

Unas espesas capas de hojas de esta Conífera cubren la tierra por debajo de estos árboles.

En tu terraza también puede lucir con toda su belleza. Situación: Si tienes la oportunidad de recoger algunas semillas en una de las islas, verás que el cultivo es bastante fácil. Empieza por darle una posición soleada. Floración: Insignificante.

Los conos ovalados de color marrón claro se oscurecen según vayan madurando. Cuidados: Puede permanecer en un tiesto durante años.

Como decimos más arriba, hay que proporcionarle un emplazamiento soleado en verano y regarlo en abundancia. En invierno necesita un sitio fresco y luminoso, temporada del año en que la tierra debe mantenerse sólo húmeda. Por otra parte, con dos o tres ejemplares de Bambú bastarán para formar un buen follaje o manto que proteja de las miradas ajenas.

Su follaje es en forma de cintas y sujeto por cañas rígidas de color amarillo o tonos oscuros, rígidos, estriados o listadas. Situación: Soporta un sol moderado, se aconseja sombra parcial si está en maceta. Floración: Insignificante.

De hecho, si se produce puede suponer su muerte. Cuidados: El primer verano es el más delicado. Hay que regar los bambúes recién plantados cada dos días hasta que cese el calor.

Sus tallos secos no son síntoma de enfermedad, es un fenómeno natural.

Córtalos al ras para limpiar la mata. Deja las hojas secas en la superficie de las macetas que forman un lecho estupendo..