El romero, para formar un hermoso rincón de con plantas aromáticas


11 Su atractivo follaje fragante, una bella floración en muchos casos y sus variadas aplicaciones convierten a las aromáticas en plantas cada vez más demandas.

Por su rusticidad y sencillo cultivo, las aromáticas se encuentran entre las plantas más cultivadas por los amantes de la jardinería. El romero, es una planta no solo apropiada para el jardín, en setos y rocallas, sino también muy válido en recipiente, se da bien en las regiones mediterráneas próximas al mar y en las zonas bajas que disfrutan de clima cálido.

Debes ubicarla a pleno sol y en clima cálido. Plantado en tiestos, hay que proporcionarle un sustrato de tierra y turba, a partes iguales, y un abonado frecuentado. Sus flores azules labiadas están presentes casi todo el año, y de ellas se obtienen esencias para perfumería y medicina. Sus hojas aciculares verdes y grises son muy fragantes.

Aunque no prefiere los climas cálidos, resiste las bajas temperaturas si la humedad no es excesiva y si está abrigado.

De hecho, un exceso de humedad le provoca podredumbre radical. Puedes multiplicarlo por esquejes de tallo en verano u otoño dispuestos en maceta en lugar resguardado..