Flor de Loto: Una excelente opción cuando de plantas acuáticas se trata


11 La Flor de Loto es originaria de los trópicos de Asia y América.

Es una planta ornamental que, al igual que otras acuáticas, favorece el control de algas en estanques y evita que se recaliente el agua en exceso, protegiendo así a los peces. Es una planta de grandes dimensiones, de hojas peltadas de color verde-azulado recubiertas por una especie de serosidad.

Posee tallos robustos y flores vistosas y perfumadas de color blancas, rosadas o amarillentas. Se multiplica por división de rizomas y semillas. La Flor de Loto suele crecer en aguas tranquilas de estanques, lagos o a orillas de ríos y arroyos de curso lento.

Por tener raíces muy vigorosas y para evitar que estas rompan e invadan el lugar, debe ser plantada en un recipiente sin perforaciones, con turba y con un nivel de agua de apenas unos pocos centímetros.

A medida que crece la planta, se le va agregando agua. Con respecto al clima, es moderadamente resistente a las bajas temperaturas. En el verano tiene un crecimiento muy rápido y durante el invierno se seca la parte aérea.

Debemos prestar especial atención a las plagas ya que suele ser atacada por caracoles..