Flor de Pascua, cultivo (I)


11 Originaria de México, donde su nombre pulcherrima quiere decir "la más bella", se caracteriza por las brácteas, esos pétalos que parecen flores pero no lo son.

Esta especie puede alcanzar un gran tamaño, hasta cinco metros de altura, y se puede cultivar en interiores y exteriores. Si bien crece en el exterior sin requerir muchas atenciones, en el interior de la vivienda la planta es mucho más demandante.

Esta especie se lleva bien con el clima templado y no tolera las heladas, además de no ser amiga de los cambios bruscos de temperatura. Necesita mucha luz, principalmente en épocas de floración, de lo contrario podrán caerse sus hojas.

Esto también puede ocurrir si el ambiente es seco. Una buena manera de mantenerle el entorno húmedo es colocando la maceta sobre una capa de guijarros con agua en un recipiente.

Si prefiriéramos rociar la planta con agua, debemos recordar que esta acción puede desarrollar la aparición de hongos..