Flor de Santa Lucía: Una excelente opción para implementar como cubresuelos


11 La Flor de Santa Lucía o Tradescantia virginiana es una planta herbácea, erguida o rastrera, con raíces fibrosas.

Posee hojas lineales a lanceoladas, vellosas que envuelven el tallo.

Las flores, de color azul-violáceas, purpúreas o blancas, están dispuestas en cimas protegidas por brácteas. Su fruto es una cápsula. Se multiplica por gajos o división de matas en el otoño y a principios de la primavera.

En lo que se refiere al clima, necesita climas templados o cálidos ya que no tolera los fríos intensos. Para su cultivo, aunque esta especie tolera los suelos compactos y pobres, necesita buen drenaje.

Es una planta con crecimiento muy vigoroso e invasora, ideal para lugares sin sol directo. Se la usa generalmente como cubresuelos. Es bastante resistente a las plagas y enfermedades.

Se debe proteger del frío.

Es conveniente realizar una poda en la primavera para rejuvenecer a la planta y promover una mayor floración. .