Flora de Argentina


11 La variada configuración climática y la orografía del territorio argentino hacen que el país presente diversas formaciones vegetales naturales.

Desde zonas arbóreas representadas por selvas, bosques y montes, pasando por parques y sabanas, hasta llegar a zonas herbáceas como la pradera y la estepa. A lo largo de los ríos Paraná y Uruguay se ubica la selva.

En ella aparece una vegetación densa, de especies muy variadas, con varios estratos arbóreos y sotobosque de cañas, arbustos, hierbas y musgos. Abundan epífitas como orquídeas y helechos. Entre la vegetación se alternan bosques en zonas más elevadas, pastizales en las más planas y pajonales y esteros en las depresiones donde se acumula agua.

En las zonas embalsadas abundan las plantas acuáticas como el irupé o la lenteja de agua. En la estepa las especies se adaptan a la sequía, el frío y el viento, presentándose una formación arbustiva muy abierta.

En zonas más húmedas predominan los tolares y en las vegas junto a los ríos y arroyos de las cordilleras se aprecian diversas variedades de juncos, sauces y herbáceas..