Flores comestibles


11 Sé que no es frecuente, e incluso a algunas personas les provoca rechazo.

Pero créeme que lo de las flores comestibles no es tan raro ni tan moderno: después de todo comemos muchas partes de muchos vegetales. La patata -por ejemplo- es un tallo, el tomate un fruto, la zanahoria una raíz y las acelgas, lechugas y berros son hojas.

Un razonamiento sencillo debería inducir a preguntarnos, qué nos asombra cuando hablamos de la posibilidad de comer flores. Veamos algunos casos de flores que ingerimos casi sin darnos cuenta: las alcachofas, el coliflor  y el brócoli. Otras, nos resultan menos evidentes por tratarse de especias como el clavo de olor y el azafrán. Pero vayamos a los casos menos conocidos, tales como las flores de calabaza con suave sabor dulce que son habituales en la cocina de algunos países tales como Italia y México.

Claveles, azahares, malvas, pensamientos, jazmines y gladiolos entre otras flores, son parte de diversos platillos. Referido: alimentacionsana.