Fresas: ornamentales y deliciosas


11 Las fresas son un componente perfecto para el jardín familiar.

Además de ser una bonita planta tapizante y ornamental nos proporciona sus sabrosos frutos en verano. Conviene elegir plantas sanas en viveros de confianza.

Los viveros locales suelen vender cultivares que irán bien en nuestra zona, pero por catálogo o por internet la variedad es más amplia. Las fresas necesitan pleno sol para crecer bien, al menos 6 horas diarias. Cuanto mayor sea el intervalo de tiempo en que reciben los rayos solares mejores serán las fresas resultantes. Es necesario plantarlas en suelos bien drenados, ya que no toleran el encharcamiento, y conviene situarlas alejadas de las raices de los árboles.

Treinta plantas de fresas son suficientes para proveer de ésta fruta a una familia de cuatro miembros durante toda la estación. Más sobre la noticia: gardenguides .