Fresno común, árbol para plantar en otoño


11 Fresno común, árbol para plantar en otoño.

Esta especie arbórea pertenece a la familia de las oleáceas, tiene por nombre científico  Fraxinus excelsior L, vulgarmente se la conoce como fresno norteño, fresno común, fresno grande, fresno europeo, fresno negro. Este árbol puede llegar a 40 metros de altura, se distingue entre las otras especies por sus nervaduras negras.

Su tronco es recto y la copa densa con una cúpula más o menos alargada, la corteza cuando es joven es lisa y gris y cuando envejece se fisura. Posee ramas gruesas, punteadas con lenticelas blancas y su disposición opuesta, las yemas son grandes, negras y achaparradas. La hoja puede medir entre 20 a 35 cm de longitud, es delgada, lanceoladas con el haz verde oscuro, normalmente tienen entre 9 a 13 foliolos. Las flores son pequeñas  y abren antes que las hojas, las femeninas son más largas que las masculinas, de color púrpura oscuro y sin pétalos.

Se vuelven amarillas cuando se abren las anteras, se encuentran agrupadas en panículas densas y su floración se produce de marzo a mayo. Los frutos se encuentran donde comienza la ramita del último año, son sámaras lanceoladas de unos 2 a 5 cm de longitud.

Se constituyen por una semilla alargada y un pericarpo membranoso, inicialmente son de color verde claro pero cuando maduran adquieren un tono castaño claro. Su madera es muy dura, elástica y de densidad alta, se utiliza en ebanistería y tornería. Sus hojas son utilizadas en la retención de agua, edema, actividad diurética, además se utiliza como cura para fiebres altas..