Frutales: poda de verano


11 La poda de verano se denomina también poda en verde y su finalidad es regular el crecimiento.

Podar los extremos de las ramas en la época de crecimiento es la mejor forma de frenar su desarrollo en longitud. Este método permite dar forma a copas con un desarrollo irregular.

Podando las ramas superiores y dejando sin cortar las inferiores, facilitaremos el crecimiento más vigoroso de estas últimas. La poda en plena fase de crecimiento (Junio y principios de Julio) favorece el desarrollo de las yemas por pinzamiento, aunque ésta no es una técnica aconsejable en todo tipo de frutales. Se puede aplicar a frutales de hueso. Los árboles frutales de pepitas se pinzan cuando el crecimiento en longitud ha finalizado (final de Julio y Agosto), de otro modo darían una cosecha poco abundante. .