Generalidades del suelo


11 El suelo es el sufrimiento de las plantas y el medio de desarrollo de sus raíces, por lo que sus características inciden en la variedad y en la cantidad de nutrientes que puede recibir el vegetal.

En este sentido, la composición determina el tipo de especies que se plantará a las técnicas necesarias para equilibrar sus componentes. En un jardín amplio, puede haber diferencia tipos de suelos, pero en un espacio reducido, esto es poco habitual.

Por lo mismo, algunos desniveles, a veces pueden favorecer la concentración de nutrientes en las zonas bajas. Para caracterizar un suelo es necesario conocer su textura, profundidad, pH, materia orgánica, nutrientes, minerales y nivel de salinidad. A partir de estos datos, se puede disminuir, mantener o modificar alguno de sus componentes en función de proveer un mejor sustento para especies vegetales determinadas. Con objeto de recuperara las propiedades de un suelo agotado e infectado, se puede aplicar una técnica ecológica denominada: solarización, que posibilita la vida de nuevas plantas en condiciones de salubridad vegetal.

Existen suelos: tipo arcilloso, arenoso, franco, franco-arcilloso, franco-arenoso..