Gingko biloba, un árbol prehistórico


11 Se calcula que los gingkos aparecieron en la tierra hace más de 270 millones de años.

Vivieron en todo su explendor durante el periodo Jurásico, pero coincidiendo con la extinción de los dinosaurios comenzó su declive desapareciendo de América y de Europa y reduciéndose su hábitat a determinadas zonas Asiáticas.

El hombre occidental los descubrió en los templos budistas de China, Japón y Corea donde eran considerados árboles sagrados. Aunque se han encontrado algunos bosques se cree que estos árboles ya no proliferan de manera natural. El ginkgo es un árbol dióico, hay ejemplares macho y ejemplares hembra.

En los jardines se suelen plantar ejemplares masculinos, porque los hembras dan unos frutos que desprenden muy mal olor pudrirse. Este árbol puede llegar a medir más de 40 metros de altura y vivir más de 2000 años.

Es un árbol muy decorativo, sus bonitas hojas tienen forma de abanico y en otoño adquieren un llamativo tono amarillo. Además son muy resistentes a las enfermedades y a la polución. .