Girasoles


11 Una de las imagenes más evocadoras del verano son los extensos campos de girasoles, esas grandes flores amarillas que buscan el sol. Se trata de una planta anual originaria de Perú que en la actualidad se ha extendido por todo el mundo, tanto en las huertas como en los jardines.

Las hojas del girasol se caracterizan por tener tres nervios, forma oval y ser muy ásperas.

Cuando la planta madura, produce en el extremo superior del tallo una gran inflorescencia compuesta de pequeñas flores centrales y flores periféricas amarillas. Las flores perféricas y las hojas se utilizan para la preparación de una sustancia contra las fiebres de malaria. Se recolectan y se dejan secar en pleno estío. Con los tallos tiernos se elabora un remedio popular contra los dolores de estómago. Las semillas maduras se utilizan para tostarlas y consumirlas como frutos secos, o torrefactarlas para sustituir al café. También se obtiene del girasol un aceite de cocina, especialmente indicado para personas que sufren de colesterol. .