Greenpeace dice que España oculta su producción de sustancias contaminantes COP


11 El Convenio sobre Contaminantes Orgánicos Persistentes (COP) obliga a notificar sustancias de alto poder tóxico, como es el difocol, un insecticida que libera DDT, un poderoso agente del grupo de los organoclorados. En el proceso de fabricación de este insecticida, que sólo se produce, dentro de la Unión Europea, en España, se libera DDT, una sustancia que en el Convenio, firmado por España en Estocolmo (Suecia), se intenta erradicar. El difocol lo produce Montecinca, situada en Monzón (Huesca), y es altamente peligroso para los organismos acuáticos, las aves y los mamíferos, aparte de correr el riesgo de entrar en la cadena alimentaria. Más sobre la noticia: 20minutos.