Gusano cabezudo, plaga de primavera


11 Gusano cabezudo, plaga de primavera que ataca muchos árboles frutales en esta época del año, como cerezos, ciruelos, albaricoqueros, melocotoneros, manzanos y perales. La larva del gusano cabezudo (Capnodis tenebrionis) mide cerca de cinco centímetros, período en el que es muy peligrosa para las plantas: se introduce en la corteza del árbol y va haciendo caminos dentro de él, cortando la circulación de la savia y secándolo. Las condiciones climáticas del verano favorecen la aparición del gusano cabezudo en los árboles frutales: mayo, junio y julio son los meses donde más debes prevenir su ataque.

Al permanecer dentro de la planta, es una plaga muy difícil de combatir, y como prevención es muy importante regar los árboles sistemáticamente. ¿Cómo terminar con el gusano cabezudo? Si esta plaga ha invadido tus cultivos no dudes en recoger cuanto gusano adulto se aparezca, y el otoño es el mejor período para hacerlo.

Además, puedes usar pesticidas a base de metil-paration o metil-azinfos durante los meses de abril, mayo y junio. Otra forma de intentar combatir el gusano cabezudo es rodeando la base de los árboles con una tela metálica; esto evitará que la plaga invada las raíces de tus cultivos, y para lograrlo es muy importante que no queden espacios por donde el gusano pueda llegar a las plantas. .