Hemerocallys, o Flor de un día


11 Estas hermosísimas plantas, con una variedad muy amplia en la familia, son llamadas Flor de un día, pues respondiendo a ese nombre tienen la particularidad de que su flor abre y muere en el mismo día.

Dicen quienes las cultivan, que esa mística especial, hace que uno no deje de acercarse a ellas cada día, como a saludar, porque sabe que esa flor que hoy está allí, mañana no estará. Las Hemerocallys nos regalan su belleza todo el año.

Por ejemplo las amarillas, si bien no pierden nunca sus hojas, no florecen en verano; pero otras especies que parecen no ser peremnes, en realidad si lo son. En ciertas épocas del año pierden todas sus hojas y flores y quedan allí os tallos, pero luego nos sorprenden con crecimiento repentino y vigoroso, floreciendo tres estaciones seguidas. Se reproducen con mucha facilidad por sus raíces.

Simplemente tomamos las matas, y las dividimos con nuestras propias manos en la cantidad que nos parezca, cuidando que quede en cada división uno de los pequeños bulbos que verás en las raíces. Incluso, si sólo plantas raíces que te vayan quedando tiradas al realizar el procedimiento, ten la certeza de que una nueva planta florecerá.

Tienes variedades de muchos colores, e incluso de combinaciones, investiga un poco más y si consigues una de estas plantas convendrás conmigo en que es una especie que vale la pena cultivar..