Hiedra, cultivo (II)


11 Para cultivar la hiedra ya les había pasado algunos consejos.

Hoy hablaremos sobre otros aspectos de su cuidado. Esta planta sólo requiere un riego moderado: dos veces a la semana durante los días de verano, y en invierno un riego cada siete días es más que suficiente. Es bueno que reciba humedad, principalmente en los días de calor.

Para esto, podemos pulverizar la hiedra cada dos días durante la temporada estival, o bien poner su maceta sobre un plato o cuenco con guijarros mojados. Si quieres abonarla, hazlo con una frecuencia quincenal durante la primavera, aprovechando los momentos de riego para agregarle al agua fertilizante líquido. Para que la planta crezca fuerte, también se aconseja podarla de una a dos veces por año, al finalizar el verano. Referido: Infojardín.