Hiedra, multiplicación y enfermedades


11 Si tienes intención de multiplicar esta planta, puedes hacerlo de dos formas. Una de ellas es introduciendo trozos de hiedra en una maceta con tierra húmeda.

Tendrán que medir de 10 a 15 centímetros, y la cantidad adecuada es de dos a tres por maceta.

Para que se multipliquen se aconseja tenerlos a 20º C, y no dejar de pulverizarlos. El acodo es otro método de multiplicación. Consiste en tomar algunos tallos, sin cortarlos de la planta, y apoyarlos en una maceta que esté al lado de la otra y que contenga sustrato.

Los tallos prontamente formarán raíces, y en ese momento se pueden separar las dos plantas. Las plagas predominantes en la hiedra son las bacterias, que pueden manchar las hojas y alterar los tallos.

Se controlan manteniendo el follaje de la planta seco. Hongos también atacan a la hiedra, y habrá que controlar su aparición con el uso de fungicidas.

Uno de esos hongos, la negrilla, tiene una aparición muy ligada a la presencia de cochinillas y pulgones.

De esta forma, controlando estas plagan también ayudaremos a evitar la enfermedad..