Hierba de la sangre: Ideal para bordes de estanque y como planta colgante (I)


11 La hierba de la sangre o lysimachia procumbens es una planta herbácea originaria de las regiones tropicales y subtropicales de Europa, Asia, Australia y Sudamérica.

Posee hojas color verde o verde con amarillo, con llamativa floración en umbelas de color amarillo y garganta rojiza. Hay una variedad áurea que presenta las hojas combinadas en color amarillo y verde.

Se propaga por esquejas y división de matas. Es una especie ideal para ubicarla en bordes de estanques, como planta colgante y como tapiz en zonas de media sombra. Con relación al clima, se desarrolla muy bien en climas templados, aunque también acepta zonas con inviernos un poco más fríos, siempre que esté protegida.

Prefiere estar situada en condiciones de media sombra aunque soporta el pleno sol. Para cultivarla, la hierba de la sangre prefiere un suelo bien drenado.

Si bien es una planta que tiene un alto requerimiento hídrico, no debe estar en un terreno que tienda a encharcarse..