Hierba de la sangre: Ideal para bordes de estanque y como planta colgante (II)


11 Ayer hablamos sobre la hierba de la sangre o lysimachia procumbens y algunas de sus características como su descripción general y el clima y el suelo que debemos tener en cuenta a la hora de cultivarla.

A continuación te damos más datos para que puedas cuidar sin problemas esta hermosa planta. Es una especie muy rústica, aunque a la hora de cultivarla se recomienda tener en cuenta algunos factores, como el exceso de humedad, que durante el invierno puede ocasionar problemas más fúngicos.

En el verano, si el ambiente es muy seco, es frecuente encontrar ataques de arañuela roja. La plaga más habitual es la cochinilla, aunque no es un problema mayor. Para combatirla, se puede emplear un fertilizante de tipo 17-6-6 durante la temporada de crecimiento activo.

Para evitar el enmalezamiento del cantero usa mulching para protegerla. Cuando se coloca en el jardín, el espacio ideal entre cada planta debe ser de 40cm.

Para esta especie, es recomendable que haya buena circulación de aire entre cada una de las plantas. En maceta se puede colocar de 6 a 8 gajos en recipientes de 18cm de diámetros, para usar como planta colgante. .