Hongos del césped


11 Hongos del césped.

Al igual que cualquier otro tipo de plantas, el césped puede sufrir el ataque de una numerosas especies de hongos si está expuesto al exceso de calor y humedad ambiental. Para prevenir la aparición de hongos es fundamental que realices correctamente las tareas de mantenimiento del césped.

De lo contrario, tendrás que actuar enérgicamente para evitar daños como alteración del color de la planta -que de verde intenso puede volverse amarilla o marrón- y hasta su muerte. Las épocas del año más propicias para la aparición de hongos varían según cada especie: este es un dato importantísimo también a la hora de la siembra, cuando debes privilegiar los céspedes más adecuados para el clima y las características del terreno a cultivar. Así, cualquier césped de clima frío sufre más durante el verano, mientras que los días de invierno son los más peligrosos para el ataque de hongos en el césped de clima cálido. Son muchas las especies de hongos que atacan al césped, y entre los más comunes están el fusarium de verano, fusariosis fría, fusarium patch, antracnosis, rizoctonia, mancha de dólar, helminthosporium, pitium, hilo rojo, roya, gloeocercospora, pyricularia, ophiobolus, anillos de brujas, curvularia, manchas redondas, typhula, setas, algas y musgo. Es muy importante detectar el tipo de hongo antes de comenzar cualquier tratamiento, porque así se podrá resolver el problema con mayor eficacia y aún evitar cualquier daño adicional en el césped..