Jardín de hortalizas


11 Una de las grandes ventajas de poseer un jardín es la posibilidad de cultivar hortalizas.

No hay sabor comparable con el de unos tomates recién cogidos del propio jardín.

Cultivar las propias hortalizas nos permite controlar todos los elementos que intervienen en su cultivo, desde el momento de plantarlas hasta la hora de servirlas en la mesa. Las hortalizas no son plantas fáciles de cultivar ya que son muy apetecibles para insectos y otros animales.

Mantenerlos a raya nos costará trabajo, pero el resultado recompensará con creces el esfuerzo. Para decidir cómo va a ser nuestro jardín de hortalizas hay que valorar el tamaño del terreno disponible y el tiempo y esfuerzo que pensamos dedicarle. .