Jardín en una fachada


11 La fachada principal de la casa se puede convertir en un bonito jardín.

No es necesario disponer de mucho sitio, con a penas un metro de profundidad será suficiente, el truco está en saber elegir las variedades y combinarlas con gusto. En la foto una bonita entrada: plectrantus, vincas y alegrías son la base para llenar de color la entrada a casa.

Si quieres ser la envidia del vecindario pon manos a la obra. Elige unos cuantos tiestos bien decorativos, planta en ellos variedades muy floridas y cuelga unas cestas en las paredes para conseguir un efecto más equilibrado. Si quieres conseguir un efecto impactante de inmediato utiliza plantas de temporada.

Éncontrarás las correspondientes a cada estación en los viveros y son las que antes lo llenarán todo de flores. .