Jardín en una ventana


11 No solemos tener en cuenta el potencial decorativo de las puertas y ventanas que nos conectan con el mundo exterior.

Colocar unos tiestos en la repisa de la ventana de una habitación puede prolongar visualmente el espacio rompiendo la división entre interior y exterior. Aprovechemos el espacio para crear un lugar alegre.

Unas plantas perennes y resistentes como la hiedra variegada aportará luz y vida, alguna de temporada como impatiens o vincas darán el toque de color. Los geránios (foto) son ideales para ventanas que reciben los rayos del sol directo, son resistentes y tienen una floración abundante. No olvidemos nunca las necesidades de las plantas, cuidémoslas a diario y ellas nos recompensarán luciendo bonitas y decorando la estancia en que las hayamos colocado. Más sobre la noticia: Interno .