Jardines japoneses, para disfrutar


11 El jardín japonés, es aquel que forma parte de la tradición de las casas privadas de ese país y de los templos budistas y sintoístas.

El jardín japonés por excelencia es el jardín Zen, un tipo de jardín de roca, arena, grava y, ocasionalmente, algún elemento de vegetación y otros elementos naturales. Éstos, sirven esencialmente a los seguidores de esta filosofía para conseguir un espacio adecuado para la práctica de la meditación.

Igualmente, la tradición de la Ceremonia del Te, ha originado refinados jardines. Otras de las características de estos jardines es que los elementos que lo conforman pueden ser reales o simbólicos.

Estos elementos incluyen: agua, una isla, un puente, una linterna, una casa de Te.

Muchos templos Zen, disponen de jardines del estilo karesansui ( de paisaje seco) que no tiene agua pero evocan su sensación a través del uso de piedrecitas y gravilla o arena meticulosamente rastrillada. Las rocas de estos jardines son especialmente escogidas por su forma, y los elementos vegetales (musgo y arbustos bajos), acaban de conferir su estilo. Uno de los ejemplos más conocidos es el jardín de Templo de Ryoan-ji, en Kyoto, que presenta como característica diferencial su gran abundancia de plantas, incluidas las flores estacionales..