Jazmín común


11 Su nombre científico es Jasminum officinale y es el más popular de todos los tipos de jazmines, lo podemos encontrar en muchos jardines de climas templados.

Originario de Persia, se trata de un arbusto trepador de crecimiento vigoroso que se emplea a menudo para cubrir muros y pérgolas. Florece desde principios de verano hasta final de otoño con flores blancas, pequeñas y de agradable aroma que inunda los atardeceres estivales.

Las flores se utilizan para la fabricación de perfumes y la elaboración de infusiones como el té de jazmín. La planta soporta bien el frío pero pierde las hojas si éste aumenta. Conviene plantarlo a pleno sol para que florezca en abundancia pero puede crecer bien en semisombra floreciendo algo menos.

Resiste todo tipo de suelos siempre que sean ricos y estén bien drenados.

El riego debe ser moderado, suficiente con hacerlo una vez a la semana. Conviene podarlos drásticamente en invierno para controlar su crecimiento y renovar la planta. La forma más corriente de multiplicar el jazmín es por estacas de tallos verdes o por acodo.

Cualquiera de los dos métodos funciona bien. .