La Abelia: Una planta de variedades enanas, compactas y con follaje variegado


11 La abelia es un arbusto, originario del este de China, muy ramificado de color verde medio brillante que se torna violáceo con los primeros fríos.

Sus flores son blancas-rosadas, ligeramente perfumadas.

Esta especie se reproduce por división de matas y esquejes. Por su larga floración, es muy interesante para formar canteros, combinado con otros arbustos en cercos vivos, como estructura de cantero o simplemente en macetas grandes. En lugares templados, conviene ubicarlos a pleno sol o en zonas muy calurosas, a media sombra suave. Es un arbusto fácil de cultivar, ya que se adapta a todos los climas.

Igualmente, cuando es joven, debe ser protegida de los inviernos rigurosos.

Para su plantación necesita un suelo permeable, con buen drenaje, suelo, bien abonado y no calcáreo. Es un arbusto muy rústico. Si se quiere una forma compacta y una profusa floración, se deben eliminar los brotes muy vigorosos de base y realizar una poda en el otoño o primavera.

Conviene regar en forma abundante en el verano y la primavera, aunque resiste períodos cortos de sequía..