La Cala: ideal para cultivar en macetas dentro de estanques


11 La cala es una planta proveniente de África.

Para su cultivo precisa un clima templado o cálido; no soporta heladas intensas, prefiere sitios a la sombra o media sombra.

Es una planta herbácea, rizomatosa, crece de 50 a 80 cm. de altura.

Tiene hojas sagitadas enteras de 20 a 30cm de largo, con largos pecíolos. Tiene flores muy pequeñas amarillentas agrupadas en un espádice, protegido por una espata blanca acartuchada, de agradable perfume.

Florece desde la primavera-verano. Los frutos son rojos, muy vistosos.

Para su plantación precisa de suelos arcillosos y húmedos, fértiles y ácidos.

Soporta la inundación y riegos frecuente. Se propaga por división de rizomas en otoño. No se le practica poda.

Se utiliza en el piso más alto de canteros y borduras, también se cultiva para flor cortada.

Se adapta muy bien a ser cultivada como palustre en macetas dentro de estanques, de esta forma puede florecer casi todo el año. Se encuentra asilvestrada en zonas templadas y cálidas en muchos lugares del mundo, especialmente en bordes de arroyos y zanjas. Puede ser afectada por el exceso de sol, sequías y heladas.

Es atacada por babosas y caracoles, también por podredumbre de raíces..