La Cebolla también puede cultivarse en casa


11 La cebolla es una especie bienal, que no suele superar el metro de altura y por ese motivo es perfectamente cultivable por tí mismo/a, aún si no dispones de grandes espacios.

Te cuento que el bulbo que se forma en la raíz es la deliciosa hortaliza que bien conoces como uno de los pilares fundamentales de nuestra dieta.

Su sabor y olor son inconfundibles, tanto cruda como cocida, debido a sus compuestos azufrados. La cebolla tiene una composición nutritiva similar a otras hortalizas: alto contenido de agua y menos porcentaje de materia seca, carbohidratos, proteínas y lípidos.  Puedes sembrarla en forma directa por semilla, pero también por bulbos e incluso en transplante; te cuento que éste último sistema  es el más utilizado.

Para sembrar por semilla, tenés que limitar el cultivo a 8 ó 10 gramos por metro cuadrado,  te recomiendo en hileras de surcos de no más de 10/12 cm.

de distancia. Esta manera de sembrar permite controlar la aparición de malas hierbas. ¿Qué condiciones debe tener el suelo para su siembra? Nada muy sofisticado: la cebolla prefiere suelos poco ácidos (entre 6 y 7 de pH) y simplemente no tienen que ser muy compactos; ideal que posean una proporción media de arcilla y no excesiva humedad, si lo intentas en un suelo pedregoso la planta crecerá, pero producirá bulbos de tamaño irregular. En cuanto al clima, la mejor condición para la cebolla es una temperatura moderadamente fría antes del crecimiento del bulbo.

Necesitan, a su vez, tiempo cálido durante el desarrollo, cosecha y secado del bulbo.

Un clima seco es el mejor para curar la raíz. Por último, en cuanto al riego, tenés que hacerlo de manera generosa una vez plantadas las cebollas.

El agua abundante asegura una buena germinación y el sano desarrollo de tu planta..