La escalera como adorno del jardín


11 La escalera en el jardín, además de comunicar diferentes sectores de la casa constituye un elemento más en la decoración, al que podemos sacar provecho integrándolo a la composición estética de este espacio. En primer lugar, de acuerdo al material en que esté confeccionada puede darle un estilo que podemos remarcar con la elección de las plantas y macetas más adecuadas.

En cualquier caso, tiene que tener la resistencia necesaria para afrontar la variación de temperaturas que hay durante el año. Se puede usar homigón impreso, que es un tipo de cemento continuo que se elabora mientras se construye, por este motivo es interesante cuando quieres una escalera hecha a medida.

Son varias sus ventajas: es resistente, antideslizante y de sencillo mantenimiento. Otra buena opción, parecida a la anterior, es el gres, que soporta muy bien las inclemencias del tiempo, además de ser el material ideal cuando hay niños en la casa, por ser antideslizante y muy fácil de limpiar. Esto no ocurre con la madera, que aunque le da un bellísimo efecto rústico al jardín, sí requiere muchos cuidados y la utilización de productos especiales para protegerla del frío excesivo, del sol intenso y de las lluvias. Si te inclinas por este material, ten en cuenta las variedades más resistentes, como la teca, la bubinga, el ipé y el iroco. Puedes lograr un estilo muy actual con una escalera de metal, cuyo principal cuidado es para evitar que se oxide, y para esto tendrás que utilizar barnices que la resguarden de la humedad. Referido: Decora Ilumina.