La Hortensia: para obtener una floración espectacular (II)


11 Ayer hablamos sobre la hortensia y sobre algunas de sus características como su descripción general y el clima y el suelo que debemos tener en cuenta a la hora de cultivarla.

A continuación te damos más datos para que puedas cuidar sin problemas esta hermosa planta. En el verano se cultiva a la sombra, y durante el resto del año puede recibir varias horas de sol.

En los ambientes con mucha humedad puede crecer a pleno sol. Para tener una mejor floración, necesita recibir en el invierno horas de frío, por lo que es aconsejable ubicarlas bajo los árboles caducos. Estos ayudan a protegerlas del sol en el verano y las expongan el frío en el invierno.

Es una planta que precisa riegos abundantes y frecuentes.

También necesita tierra húmeda, sobre todo en el verano. Para intensificar la floración, se aconseja fertilizar con productos ricos en potasio y pobres en nitrógeno y fósforo. El color azul se incrementa agregando nitrato de aluminio (alrededor de 3gr/l), siempre con suelo ácido.

Son muy atacadas por caracoles, babosas, nematodos de raíz, pulgones, mosca blanca, arañuela roja y hongos en las hojas.

También puede presentar clorosis en las nervaduras. Este síntoma da cuenta de la carencia de hierro, que se soluciona añadiendo quelato de hierro al sustrato. Se debe podar todos los años.

Hay que cortar las ramas viejas y dejar dos pares de yemas, y en las ramas nuevas dejar 4 o 5 pares.

Elegirlas de manera que queden intercaladas en el conjunto. .