La influencia de la Luna en las tareas de huerta y jardinería (I): Luna Nueva


11 Días pasados hicimos una breve introducción a este tema que desarrollaremos ahora en profundidad, en la convicción de que prestar atención al calendario lunar y sus fases puede constituir una oportunidad de mejora para el rendimiento y belleza de tu huerto y/o jardín.

Comenzaré puntualizando que las clásicas cuatro fases que conocemos, se clasifican de hecho en dos grandes grupos, a saber: Las llamadas Fases Crecientes en luz, son las que conocemos como Nueva y Cuarto Creciente. Las llamadas Fases Decrecientes en luz, son las que conocemos como Llena y Cuarto Menguante. Para desarrollar las ideas con un cierto orden, comenzaré por referirme hoy a la llamada comunmente Luna Nueva.

Entre jardineros y agricultores expertos, se la conoce también bajo el nombre de Luna de descanso, haciendo referencia a la sabiduría que indica que no es momento porpicio para realizar ninguna tarea de siembra. Es más...

se prefiere dejar "descansar" al suelo. Esto no significa que no pueda haber actividad.

Algunas de las prácticas recomendadas para esta fase, son precisamente oportunas y útiles. Por ejemplo se cree altamente conveniente realizar podas en plantas o árboles enfermos, con la intención de que puedan regenerar a partir del cuarto día de la fase creciente.

Otra cosa sumamente recomendable durante Luna Nueva son las tareas de control de plagas y enfermedades, especialmente insectos. .