La Pilea: diferentes especies para decorar tu jardín


11 Dentro de esta especie se encuentran; por un lado la Pilea cadieri, una planta muy decorativa de pequeñas hojas ovaladas verdes con nervaduras plateadas, y por otro la Pilea microphylla, cuyo follaje no posee matices plateados y presenta un color verde uniforme. Una vez al año es necesario podarla completamente.

Esto hace que mejore su valor ornamental, ya que de esta manera conseguirá que crezca con un porte equilibrado y compacto.

El área de cultivo tiene que ser semisoleada y nunca debe darle el sol directamente porque se daña el follaje. Si adviertes que la planta toma una tonalidad amarillenta, este síntoma indica falta de nutrientes. La solución es sencilla y consiste en abonar la tierra periódicamente.

La Pilea se multiplica por medio de semillas durante la época cálida o bien podrás recurrir a los esquejes y plantarlos cuando terminen los meses de invierno. Su peor enemigo es el pulgón por lo tanto es de suma importancia que la revises periódicamente y nunca la ubiques cerca de una ventana o una puerta ya que las corrientes de aire no le hacen nada bien..