La poda en invierno


11 Repasemos sintéticamente los objetivos de la acción de podar.

El propósito básicamente es despejar la planta o árbol, y aliviarla del follaje en exceso o en malas condiciones. Se eliminan ramas muertas, y restos de flores y frutos con el fin de promover mayor circulación de aire e incidencia de luz solar.

Justamente por estos objetivos específicos es que la poda en invierno es doblemente importante. Además, para la planta, ser podada en invierno le significa algunas ventajas. Como las más importantes subrayo el hecho de que la debilita menos y no afecta su función fotosintetizadora (especialmente en plantas caducifolias) En cuanto a los cortes y su cicatrización también existen ventajas.

Las más claras evidencian que los cortes son más limpios y certeros (se ve con exactitud dónde se corta y con qué ángulo) y además que los mismos cicatrizan con más rapidez dado que las especies han disminuido su circulación vital..