La violeta africana


11 Es una de las plantas de flor para interior más populares.

Es exigente, pero responde bien a unos cuidados correctos: si le proporcionas el agua y al luz que necesita, florecerá una y otra vez, incluso durante todo el año. Su nombre común es: Violeta africana, su nombre botánico es: Saintpaulia ionantha.

Es vistosa, alegre y relativamente fácil de cuidar, es, además, una de las plantas más fáciles de propagar, sólo tienes que tomar los esquejes de hoja a finales de la primavera y mantener la temperatura a 20-22°C Verás como alcanzará el tamaño de la floración a los seis meses y conservarán las características de la planta madre. En un primer momento, el acercamiento a ella se produce por su elegante belleza, la simetría, el color de las flores y las hojas. Pero cuando se profundiza en sus gustos, uno se da cuenta que, pese a lo delicada que parece, no es difícil conseguir de ella un largo período de compañía y un montón de floración sucesivas.

Están las variedades con flores simples, dobles, onduladas o rizadas. Son ejemplares pequeños, alcanzan por lo general 10 cm de altura por 12-15 cm de ancho.

Tiene hojas vellosas y redondeadas, de bordes festoneados y largos pecíolos carnosos. Las hojas son de color verde medio a oscuro, a menudo azuladas. Su floración parecen racimos de flores en forma de violeta con un ojo amarillo visible, en tallos que sobresalen del follaje.

Pueden nacer durante todo el año.

El color varía del blanco al rosa pálido, púrpura, violeta, azul, o rojo rosáceo; también hay flores bicolores.  .