Las Alegrías: Cómo tenerla en flor todo el año


11 La Alegría es una de las plantas de flor más populares en todas las casas y jardines de la Península.

Y es que, además de crecer y florecer en abundancia y de forma duradera, se reproduce con facilidad.

Existen innumerables variedades, hasta quinientas. Algunas poseen flores grandes, dobles o semidobles, con follajes en distintos tonos y flores de colores muy llamativos, que abarcan desde el blanco, al rosa, y el rojo. Aunque se trata de una anual, no te dará problemas, ya que podrás obtener ejemplares vigorosos y jóvenes, si la multiplicas por esquejes una vez que acabe la floración. Además, enraízan en agua en cualquier época del año y maduran con rapidez una vez plantadas en tierra.

Resultan adecuadas para cestas colgantes y para jardineras en terrazas y balcones.

En sitios donde no sufre nunca heladas, llega a convertirse en un arbusto de hasta un metro de altura. En los climas fríos, no merece la pena intentar que sobreviva al invierno en exterior. Aunque se trata de una planta bastante agradecida, puede verse afectada por descuidos y errores de cultivo.

La falta de luz en invierno o un abono o riegos inadecuados pueden provocar alteraciones en el crecimiento..