Las plantas que nos curan: remedios homeopáticos


11 El delicado proceso de elaboración de los remedios homeopáticos se conoce con el nombre de dinamización o potenciación.

Básicamente, se trata de una serie de diluciones y agitaciones alternadas: habrán diez fuertes sacudidas contra un cuerpo elástico inmediatamente después de cada proceso de dilución. La creencia es que esa enérgica agitación que se realiza tras cada dilución, transfierirá parte de la esencia espiritual de la sustancia al agua.

Actualmente existen unos 3.000 remedios elaborados y estandarizados distintos en homeopatía; unos 150 de ellos son quzá los más comunes. La homeopatía categoriza la potencia de sus preparados en función del número de diluciones: se consideran más potentes cuanto más diluidos están. El proceso de dilución recibe el nombre de potenciación. Considerando ambos factores en su conjunto, cabe señalar que el factor de dilución se considera de menor importancia frente al número de diluciones sucesivas.

Algunas personas defensoras de la homeopatía, defienden la teoría de que mientras las diluciones sean más bajas, éstas tendrán mayor efecto fisiológico, y las diluciones más altas impactarán con mayor efecto a nivel emocional y/o mental..