Limpiar y conservar los muebles de mimbre


11 Los muebles de mimbre son muy bonitos y decorativos, pero delicados y poco aconsejables para zonas desprotejidas.

Lo ideal es que los situes en una terraza cubierta, donde ni el sol ni el agua de la lluvia puedan caer directamente sobre ellos. Si tienes muebles de mimbre y quieres mantenerlos en buen estado deberás ser constante en su cuidado.

Realiza periódicamente los siguientes tratamientos y conseguirás que duren más tiempo y luzcan un agradable aspecto. Elimina el polvo y la suciedad superficial que hayan recogido con un trapo de algodón o con el cepillo del aspirador. Después cepíllalos con un cepillo de cerdas suaves. Posteriormente debes lavarlos con agua y jabón y acláralos con agua tibia salada.

Pasa, a continuación, una lija fina y protege el mimbre con cera natural. La limpieza más superficial deberías hacerla al menos una vez por semana.

El lavado, lijado y posterior tratamiento con cera debes realizarlo cada seis meses. .