Luciérnagas, devoran caracoles y babosas


11 Al verlas podemos confundirlas con un gusano, sobre todo las hembras, que no tienen alas.

En realidad son coleópteros o escarabajos, las hembras miden alrededor de un centímetro y medio y los machos unos milímetros menos. Las luciérnagas adultas no necesitan alimentarse, pero las larvas son grandes depredadoras de caracoles y babosas.

Para cazarlos les inoculan un veneno que paraliza a las presas y les ayuda a digerirlas. Las luciénagas viven en bosques, campos y jardines. Son una especie terrestre de costumbres nocturnas y las hembras, sin alas, tienen la capacidad de emitir luz para atraer a los machos.

Los machos, que sí están alados, levantan el vuelo buscando la señal que emite la hembra. Estos escarabajos se reproducen por huevos.

En una puesta pueden expulsar unos 80 huevos que se incuban durante unos 30 días. Sus principales depredadores son pájaros y murciélagos. .