Mantenimiento de puertas y ventanas (II)


11 Para asegurar la conservación de las puertas y ventanas de nuestra vivienda es primordial realizar una revisión periódica que incluya una limpieza de las estructuras. Con esto bastará si el material con el que se fabricaron es lo suficientemente resistente.

Las ventanas y puertas de aluminio duran mucho tiempo sin necesidad de realizar labores más complicadas.

Las de pvc resultan casi indelebles a los agentes atmosféricos. Las ventanas y puertas de madera no son tan resistentes y además de las tareas de limpieza requerirán otros procesos más complicados. Su mantenimiento pasa por aplicar cada cierto tiempo una nueva capa de barniz, pintura o tratamiento protector. Antes de pintar o barnizar el exterior de una ventana o puerta de madera, hay que decaparla para eliminar la pintura existente y aplicar un tratamiento fungicida para evitar las manchas de humedad. .